TDAH Y EL CEREBRO



Imagen la voz del muro.


Áreas del cerebro y sus funciones

Antes de explicar cómo afecta el TDAH en el cerebro, vamos a repasar brevemente las diferentes áreas que componen el cerebro y las funciones ejecutivas que tienen cada una de ellas. 

Al ser un órgano tan sumamente complejo, el cerebro divide sus diferentes funciones por áreas, de esta forma, cada “departamento” puede especializarse en ciertas tareas y transmitir la información procesada a otras áreas cerebrales. El cerebro se encarga de gestionar la información sensorial, control y coordinación de los movimientos, y del comportamiento entre otras tareas.

¿Cómo afecta el TDAH al cerebro?

Regiones cerebrales

Varios estudios de neuroimagen cerebral han demostrado que hay varias regiones cerebrales afectadas en niños con TDAH.

Se han descrito alteraciones en:

La corteza prefrontal: encargada de la función ejecutiva como planificar acciones, iniciarlas, darse cuenta de los errores y corregirlos, evitar distracciones por estímulos irrelevantes, ser flexible si las circunstancias cambian…



El cuerpo calloso: sirve de comunicación entre los dos hemisferios cerebrales, para asegurar un trabajo conjunto y complementario.

Los ganglios basales: implicados en el control de los impulsos al coordinar o filtrar la información que llega de otras regiones del cerebro e inhibir las respuestas automáticas.

El cíngulo anterior: se encarga de la gestión afectiva y del manejo de las emociones.

Neurotransmisores

Los neurotransmisores actúan como mensajeros químicos que sirven para que las neuronas se comuniquen entre ellas a través de unos receptores. De esta forma los impulsos neuronales se transmiten de una neurona a otra y de una región cerebral a otra.