ESTE BEBÉ DEJÓ DE RESPIRAR POR 5 LARGOS MINUTOS. NO PODRÁS CREER



Imagen WNEWS

La crianza y cuidado de los niños no es un asunto fácil; requiere de atención y de mucha cautela. Cada día se aprenden cosas nuevas y todos los bebés son diferentes, así que los consejos no siempre pueden seguirse.

Pamela Rauseo es una mujer de la Florida que debió vivir una de esas experiencias maternales que nadie quiere experimentar.

La dejaron cuidando a su sobrino, ella decidió irse al parque para distraerse y que gastase energía para que lograse dormir la noche completa.

Pamela no era madre aún, lo más cercano era este sobrino que adoraba mucho, era su vida. Aprendía cada día de él y de lo que su hermana hacía para cuidarlo.




En el parque jugaron en la arena y las atracciones, Sebastián estaba sonriente y feliz.

De regreso a casa Pamela iba distraída, pero no pudo evitar notar que Sebastián sencillamente no paraba de llorar y cada vez el llanto era peor.

Pamela tuvo que detenerse a prestarle más atención al pequeño, quien ya estaba morado para ese momento. El bebé estaba un poco resfriado y no sabía que podía hacer para salvar la vida de su pequeño ángel.

Pamela trato de llamar a emergencias, pero sus nervios no le permitían usar bien su teléfono, la angustia la mataba. Su sobrino iba a morir.




Unos policías vieron la escena y se detuvieron a ver qué pasaba; ambos se turnaron para darle respiración al bebé, quien logro respirar solo luego de unos minutos.

Los doctores luego determinaron que la causa del problema respiratorio era debida a que la gripe de Sebastián no había expulsado mucosidad de su nariz, lo cual acabo obstaculizando su respiración.

Si, el bebé casi muere porque no se le sacudieron los mocos. Increíble pero cierto; por eso las madres siempre sacuden el moco de la nariz de sus hijos, así deban limpiarse del pantalón o de su blusa favorita.


Hay cosas que solo las madre entienden.

creditos: WNEWS