Cómo volver a tomar el control de tu vida, en 8 claves

Personas que resurgen de los infiernos y vuelven a ser felices. ¿Cómo lo logran?

Cuando te das cuenta de que el infierno donde te encuentras (como el que detallé en un artículo anterior) no es lo que quieres y empiezas a tomar distancia y a alejarte, hay varias cosas que podrías hacer para recuperar esos recursos y fortalezas que todos tenemos; aquello que nos permite salir adelante y reflotar del pozo en el que estamos inmersos, recuperando con más fuerza y firmeza todo nuestro potencial, nuestro poder interno.

Imagen: Pexels

Lo que nos facilitará, al fin, resurgir de las cenizas y reinventarnos.


Estos son algunos de los elementos que pueden ayudarnos a ganar una mayor autonomía:

1. Retorna a tus orígenes

Te darás cuenta cómo las personas que te quieren y que en algún momento habías dejado atrás, tus padres, hermanos, amigos….están expectantes, esperando, deseosos de ofrecerte un espacio, de poder ayudarte y brindar ese apoyo que te permita caminar hacia adelante. No tengas miedo de llamar a su puerta, porque están aguardando a que des ese paso.

2. Da paseos por la montaña o por el campo


La naturaleza tiene un poderoso efecto reductor del estrés, calma el sistema nervioso, restaura la atención… su contacto tiene un efecto moderador, nos permite sentir nuestro interior profundamente y entrar en un estado de paz que en estos momentos es lo que verdaderamente necesitas.

3. Cuéntale a alguien importante para ti tus experiencias

No niegues lo que has vivido, no minimices el daño sufrido. Eso te permitirá deshacerte de esa carga y volver a sentir complicidad con el otro. Además, abrir tu corazón y compartir tus experiencias y el dolor que algunas de ellas te han generado te facilitará mirarte en un espejo más dulce, sutil y amable contigo mismo/a, y recolocar cada escena en su lugar, limpiar y sanar recuerdos y vivencias.

4. Busca ayuda profesional

Para que puedas llegar a entender todo lo que has vivido, ¿qué es lo que te llevó a esa situación y qué es lo que debes debes hacer y conocer de ti para no repetirla? De este modo podrás restablecerte y liberar el sufrimiento acumulado, el sentimiento de pérdida por las ilusiones rotas, la culpa, la rabia, la frustración... Es necesario, además, que te responsabilices de tu vida y de tus decisiones, con ello me refiero a que tú eres dueño/a de ti mismo, de los caminos que transites, de cómo te relacionas con el entorno, cómo reaccionas ante los eventos que te suceden...


Asume las consecuencias que de ellas deriven, eso te permitirá gestionar mejor tu vida y tus experiencias, te dará poder sobre ti mismo/a. Y, si hay algo en tu manera de actuar que no te gusta o te genera estrés o confusión: trabájalo, aprende nuevas formas, modifícalo.

5. Aprende a meditar

Por ejemplo con Mindfulness, Focusing, Chi Kung (o cualquier otra técnica de meditación con la que te sientas a gusto). Te ayudará a mantener a raya los pensamientos intrusivos y negativos que surgen sin control. Practicando la presencia plena te facilitará el estar en el aquí y el ahora, a no proyectar excesivamente hacia el futuro, ni tampoco a quedarte enganchado/a en los recuerdos del pasado. Estas herramientas favorecen los estados de calma serena y te ayudan a disfrutar del momento presente, permitiéndote ver cada instante en todo su esplendor.

6. Busca actividades que sean significativas
Cosas que te gusten hacer y te aporten gran satisfacción. Pinta, baila, escribe, canta…. Las artes tienen el honor y la particularidad de permitirnos explorar el mundo emocional ¡y transformarlo casi sin darnos cuenta!

7. Date un regalo

Hazte un masaje, ves a un spa, cómprate algo que te guste…. ¿Hace cuanto tiempo que no te dedicas un instante a ti mismo/a? ¿Cuánto hace que no te cuidas, que no te mimas? ¡Obséquiate!

8. Permítete un homenaje


Has dado un paso muy importante y con poderosas implicaciones para tí y tu futuro próximo. Te deberías permitir celebrarlo adecuadamente para pasar página por completo; los rituales tienen la capacidad de transmitir la importancia y transformar los actos, los elevan, les dan connotaciones de realidad y fuerza. Sal a cenar a un sitio que te guste, o plantéate un viaje especial, si puede ser con amigos, para que vuelvas a sentir la maravilla de compartir con otros la vida y las experiencias. ¡Para que puedas cerrar el círculo, sellar esa etapa y abrir otra con todos los honores!

Este articulo fue realizado gracias a psicologiaymente. Si deseas seguir leyendo artículos de tu interés sigue explorando el sitio.