Razones por las que los jóvenes han dejado de comprar carros y departamentos

Hoy en día, la tradicional medida del éxito – ser el dueño de un departamento y/o un carro – es una idea muy anticuada. Un número cada vez más grande de jóvenes alrededor del mundo han dejado de hacerlo.

Las investigaciones muestran que, la generación conocida como “generación milenaria”, quienes ahora tienen entre 30 y 35 años, raramente compran casas y aún menos, autos. Es más, han dejado de compran inclusive cosas costosas. En USA, se dice que las personas menores de 35 años pertenecen a la “generación de inquilinos”.


IMAGEN: PEXELS

¿Por qué pasa esto?

Algunos sociólogos dicen que esto pasa porque la mayoría de jóvenes modernos sufren de crisis financieras. Es por esto que ellos tienen miedo de comprometerse con pagos serios.
Pero lo recién explicado no es la principal razón. La explicación es que estas jóvenes generaciones difieren mucho con la generación de sus padres. Tienen otros valores.
Para las generaciones jóvenes, la idea de éxito es la siguiente:

- Las personas exitosas no compran propiedades, rentan.
- Si quieres considerarte exitoso, invierte en experiencias. Viaja, practica deportes extremos, crea tu propia empresa.

El punto es que los jóvenes no están interesados en la prosperidad y estabilidad. Todo lo que quieren es flexibilidad financiera, flexibilidad de horarios e independencia. 

Ya no existe el interés material por parte de los jóvenes 

¿Por qué comprar un carro si se puede tomar un taxi? Es casi como un carro personal con un chofer. Además, no es más caro que tener un carro. ¿Por qué comprar una casa en un lugar hermoso para ir en vacaciones si puedes ir a cualquier lugar del mundo y rentar un lugar o quedarte en un hotel? Y tienen los siguientes argumentos para soportar sus ideas:

- No sabes cuánto tiempo te vas a quedar donde vives.
- Puedes asumir una hipoteca de 40 años o puedes aceptar el hecho de vivir en un lugar alquilado por siempre.
- Puede que tengas que cambiar de trabajo en algún momento. Si vives en algún lugar rentado no tendrás problema en mudarte cerca a tu trabajo.

Comprar cosas nos preocupa

Las cosas que compramos, especialmente si son costosas, nos hacen estar pendientes de estas y preocupados. Si compras un carro, estarás pendiente de cada alarma que escuches en la calle y pensarás que algo le pasó a tu auto. Si compras una casa y la decoras con artículos costosos, cada vez que salgas estarás muy preocupado y pendiente por si algo pasa. Es algo natural, algo que podría pasar y nadie puede evitarlo.

Cada compra se devaluará con el tiempo

Nuestros padres no pudieron viajar tanto como nosotros. No tuvieron la posibilidad de divertirse tanto. No tuvieron tantas oportunidades de empezar sus propios negocios. En vez de todo eso, ellos invirtieron en casas y autos, y nosotros no queremos hacer eso. Después de tiempo, cada compra, si no es una casa o un departamento, se depreciará. Y si nos ponemos a pensar que tan rápido se deprecian las cosas durante las crisis financieras, se vuelve más fuertes nuestros argumentos.