5 Hábitos minimalistas para mejorar tu estilo de vida

Todos hemos escuchado en algún momento los beneficios que obtendríamos en nuestras vidas si reducimos las cosas que tenemos y nos quedamos solo con lo que realmente nos sirve e importa. Pero, ¿cómo se ve una vida simplificada en la práctica? A continuación, te presentamos 5 hábitos minimalistas que te ayudarán a darle mayor orden y eficiencia a tu vida.

IMAGEN: PEXELS

Vístete con menos
En un mundo lleno de opciones, el hecho de tener que tomar repetitivas decisiones durante tu día es un desgaste de energía.

Podrías evitar el estrés automatizando los procesos que realizas diariamente de la mejor forma posible. Para dar un ejemplo específico de qué vestir, podemos mencionar a Steve Jobs, Mark Zuckerberg y al presidente Obama. Estas grandes personalidades del mundo intelectual son conocidos por tener un armario bastante limitado, así ahorran energía y se enfocan en cosas mucho más importantes.

Minimizar tu armario te ayudará a tener eficiencia en tu vida.

Planea y repite tus comidas
Si hablamos de comida debemos hablar de abundancia y variedad. Pensar a diario que cocinar o que comer en las diferentes horas del día podría quitarte tiempo y energía. Para resolver este problema, apégate a un plan de comidas simples y repítelo, lo cual, automatizará el proceso de comprar insumos y te evitarás tener que decidir a diario qué comer.

Reorganiza tu espacio.
Caminar en tu habitación y ser abrumado por el desorden no es una buena señal. Cada habitación en tu casa debería seguir un propósito y no, una habitación para el desorden no cuenta como propósito.

Agrandar tu casa no es la solución. Muchos construyen casas más grandes con el fin de solucionar sus problemas de desorden. La verdad es que, al tener más espacio, las personas tendemos a llenar esos espacios y usualmente lo hacemos con cosas que realmente no necesitamos.

Un consejo para acabar con este problema es el siguiente: Agarra cajas y bolsas de basura y examina cada habitación de tu casa. Organízate usando 3 filas. 1) Cosas que conservarás 2) Cosas para botar 3) Cosas para donar/vender.

Una vez completada esta actividad, tendrás mucho más espacio libre del que pensaste poder tener.

Reducir al mínimo tus deudas
Podría no ser un obstáculo físico, pero las deudas serán una nube negra que se asomará en tu vida de vez en cuando causándote frustración. Parte de ser minimalista es descubrir cómo pagar tus deudas de forma eficiente y ordenada.

Algo que podría ayudar es tener un “fondo de emergencia” para amortizar cualquier imprevisto que surja. Guarda semanalmente un poco de dinero en una cuenta diferente. Haz lo posible por olvidar que esta cuenta existe y no la toques a menos que sea una emergencia.

Vive en digital
Tus recibos, cuentas y archivos deben tener un lugar, pero ese lugar no es estar desparramados en tu escritorio. Una muy buena forma de organizar tus documentos es digitalizándolos, así los tendrás en tu computadora listos para ser impresos y pagados