¿Por qué algunas personas sienten frío mientras otras mueren de calor?

Todos conocemos a personas que siempre andan con un polo manga corta y les basta para estar calientes durante todo el día, así como también conocemos a personas que mueren de frío todos los días, aun cuando el día está caluroso.

IMAGEN: PEXELS

Descubre que es lo que exactamente está pasando con estas personas:

Entonces, ¿Cuál es la razón?
-Si alguna vez has sentido un repentino escalofrío o un calor febril y sin embargo no hay ningún cambio en la temperatura de tu habitación o la temperatura exterior, podría ser simplemente que has caído gravemente enfermo. Si sospechas que podría ser el caso, no hay mucho que puedas hacer - solo ve a un médico de inmediato.


-Si observas que todo el mundo en el trabajo está envuelto en ropa de abrigo, mientras que tú estás sudando y solo llevas una camisa delgada, entonces puede ser que su temperatura corporal esté más alta debido al estrés causado por un horario de trabajo duro, problemas de pareja o alguna situación que te mantenga preocupado. Lo único que puedes hacer aquí es aprender a lidiar mejor con la vida. Deja las preocupaciones y pensamientos que realmente no son importantes, y piensa de manera positiva.

3 Métodos para lidiar con la variación de nuestra temperatura corporal:
-Puede parecer obvio, pero usa la ropa adecuada de acuerdo con el clima. Todos sabemos cuánto necesitamos para resistir el frio de nuestra ciudad y para estar frescos en los días más calientes; Hecha un vistazo a la calle antes de salir para usar lo ideal para ti.

-Ciertos alimentos en diferentes climas ayudarán a mantener nuestro equilibrio interno. Por ejemplo, come sopas e hidratos de carbono para mantenerte caliente durante los meses de invierno y verduras junto con tus comidas ligeramente repartidas para mantenerte fresco durante el verano.

-El truco final para evitar el calor o el frío extremo puede estar en nuestras cabezas. Aparentemente, la visualización de lugares más cálidos como los paraísos tropicales ayuda a liberar endorfinas químicas que ayudan a mantener el calor del cuerpo.