Cambiar el tamaño de tu plato podría ser clave para la pérdida de peso

Tener una cena llena de una variedad saludable de alimentos podría no ayudar a su viaje de pérdida de peso si se apilan en el plato de tamaño equivocado. El tamaño cada vez mayor de los platos en EEUU puede estar contribuyendo al aumento de peso, pero la buena noticia es que el cambio de tu vajilla podría ayudarte a perder hasta 700 gramos por semana.

IMAGEN: PEXELS

Construir un plato perfectamente repartido puede ser una tarea difícil. El uso de señales visuales y trucos puede ser útil cuando se trata de elaborar tu plato, pero es posible que tus porciones sean incorrectas debido al tamaño del plato.


Los estudios han encontrado que el tamaño promedio de platos en los que los estadounidenses comen ha aumentado un 22% durante el último siglo. Esto, junto con varios otros factores, ha contribuido a la epidemia de obesidad de los Estados Unidos y problemas con el control de las porciones.

¿Todavía piensas que el tamaño del plato realmente no hace esa gran diferencia? Tal vez esta comparación que verás a continuación te haga cambiar de opinión.

Utilizamos una estrategia visual para mantener una dieta equilibrada optando por llenar la mitad del plato con verduras, un cuarto con proteínas y el cuarto restante con granos enteros. Ambos se sirvieron en platos de cena de 9 pulgadas y 12 pulgadas para comparar la cantidad de calorías de cada cena.

El plato de 12 pulgadas tuvo un total de 779 calorías, mientras que el plato de 9 pulgadas tuvo 519 calorías. Ambos platos lucían prácticamente iguales, sin embargo, había una diferencia entre los platos de 260 calorías.

Puede que no te muy significativa esta cantidad, pero recordemos que estamos hablando de un solo plato al día. Si calculamos el total semanal, contando 3 platos al día, estaríamos hablando de 5250 calorías a la semana, lo cual se traduce en 700 gramos.

Al sentarte a la mesa, también ten en cuenta que es importante ser un comensal consciente y construir un plato equilibrado destacando todos los grupos de alimentos. Si bien cambiar el tamaño de tu plato no será tu solución mágica de pérdida de peso, puede hacer un impacto significativo (ya sea para bien o para mal) en tus esfuerzos